Food, Travel & Lifestyle
Calçots en la parrila

La calçotada es una fiesta gastronómica típica de la zona de Valls en Tarragona, Cataluña. Desde hace unos años, hemos adoptado esta tradición con la excusa de reunirnos y pasar un día en la naturaleza.

El producto

Los calçots son una variedad de cebolla tierna con un bulbo pequeño, a los cuales se les va calzando (de ahí su nombre) a medida que crecen para que desarrollen una parte tierna más larga que la cebolla tierna normal. Tienen un sabor dulce y suave.

Food, Travel & Lifestyle
Calçots

La época de recolección de los calçots es en invierno, desde finales de diciembre hasta mediados de febrero. Aunque con este tiempo tan cambiante que tenemos últimamente, siempre se retrasa un poco su recogida.

Preparación

Después de unos cuantos años poniéndolos a mano directamente sobre el fuego, encontramos un nuevo sistema. Si los ensartamos uno a uno en un alambre de hierro, nos dimos cuenta que nos facilita enormemente el momento de girarlos. Así no se nos quedan chamuscados por un lado y crudos por otro.

Food, Travel & Lifestyle
Calçots en el alambre

Empieza el ritual de ir añadiendo uno detrás de otro, formando una especie de serpentina con el alambre en el centro.

Cocción

Tradicionalmente, los calçots se hacen a llama viva, utilizando sarmientos (restos de poda de la vid) como combustible. Nosotros utilizamos la madera que tenemos más a mano, casi siempre restos de poda de pino mediterráneo.

Food, Travel & Lifestyle
Calçots en la parrilla

Los calçots se colocan sobre la parrilla con llama viva y se dejan hasta que están completamente carbonizados por fuera. Entonces les damos la vuelta con el alambre y repetimos la operación hasta que estén igual por ambos lados.

Una vez están bien chamuscados, los colocamos en una teja de barro, envueltos en papel de periódico. Allí los dejamos unos minutos, para que terminen de hacerse con el calor residual. Este punto es muy importante, ya que el periódico evita que pierdan humedad y quedan muy jugosos.

Food, Travel & Lifestyle
Calçots servidos en la teja

¡Ya solo queda mojarlos en Salvitxada e intentar no mancharse mucho comiéndolos! ¿Habéis probado los calçots alguna vez? ¿Hacéis algo parecido en vuestra región? Esperamos todos vuestros comentarios más abajo.

1 comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*